jueves, 1 de septiembre de 2011

- Lobo, ¿por qué tienes esa frente tan sudada, los ojos tan rojos, y esos dientes tan apretados?
- Coño Caperucita, ¡déjame cagar tranquilo!...

8 comentarios: