martes, 5 de febrero de 2013

Cartas entre hermanos

Juan, un soldado en la guerra, recibe una carta de su hermano que dice que su gato había muerto atropellado por un auto. El soldado muy triste le contesta:
- Querido hermano. Gracias por informarme de la noticia, pero al ser una noticia tan triste, y yo tan solo acá en la guerra, por lo menos debiste prepararme enviándome una carta que dijera: El gato se subió al árbol y no puedo bajarlo. Después me enviabas otra carta diciendo: El gato se bajo del árbol y cruzó la avenida. Y por último, otra carta que dijera: El gato volvió a cruzar la avenida y un auto lo atropelló. ¿Entiendes? De esta manera hubiera estado más preparado para tan mala noticia.
Al mes siguiente, Juan recibe otra carta de su hermano que dice: La abuela se subió al árbol.

2 comentarios: